Fundación Iglesia Protestante de Estambul
Fundación Iglesia Protestante de Estambul

Credos de Nicea y Calcedonia

El “credo” (“yo creo” en latín) en un principio era la confesión bautismal de los catecúmenos; fórmula que contenía los enunciados principales de la fe a la que ingresaban. Los dos o tres credos universalmente aceptados por la Iglesia Ortodoxa, Católica y Protestante, se consensuaron en los cuatro primeros concilios llamados ecuménicos, ¡todos ellos reunidos en tierras de la actual Turquía! El primero en el Concilio de Nicea (325 d.C. hoy Iznik). El segundo y ampliación del anterior, en el Concilio de Constantinopla (381 d.C. hoy Estambul); credo que fue simplemente ratificado por el Concilio de Éfeso (382 d.C. hoy Efes). El tercero, en el Concilio de Calcedonia (451 d.C. hoy Kadiköy).

Credo de Nicea (325 d.C.) y Constantinopla (381 d.C.)

 

Creo en un [solo][1] Dios, Padre todopoderoso, Creador [del cielo y de la tierra,] de todo lo visible y lo invisible.

Creo en un [solo] Señor, Jesucristo Hijo [único] de Dios, {engendrado como unigénito del Padre, es decir, de la substancia del Padre,}[2] [nacido del Padre antes de todos los siglos:] Dios de Dios, Luz de Luz, Dios verdadero de Dios verdadero, engendrado, no creado, consubstancial[3] al Padre,[4] por quien todo fue hecho {tanto lo que está en el cielo como en la tierra}; que por nosotros, los hombres, y por nuestra salvación bajó del cielo, [y por obra del Espíritu Santo] se encarnó [de María, La Virgen,] y se hizo hombre; [y por nuestra causa fue crucificado en tiempos de Poncio Pilato;] padeció [y fue sepultado,] y resucitó al tercer día, [según las Escrituras, y subió al cielo, y está sentado a la derecha del Padre;] y [de nuevo] vendrá [con gloria] para juzgar a vivos y muertos, [y su Reino no tendrá fin].

Creo en el Espíritu Santo, [Señor y dador de vida, que procede del Padre (y del Hijo[5]), que con el Padre y el Hijo recibe una misma adoración y gloria, y que habló por los profetas.]

[Creo en la Iglesia, que es una, santa, universal y apostólica. Confieso que hay un solo bautismo para el perdón de los pecados. Espero la resurrección de los muertos y la vida del mundo futuro. Amén.]


[1]       La secciones entre corchetes son los añadidos en el Concilio de Constantinopla.

[2]       Ésta y otras expresiones entre llaves sólo aparecen en la versión Nicena.

[3]       Gr. “homo-ousios” (μοούσιος). Algunos Padres mostraron cierta reticencia hacia este término porque los gnósticos lo habían usado para significar “de naturaleza parecida”. Pero al final se aceptó en contraposición a la expresión arriana “anomo-ios” (i.e. de naturaleza distinta), con el significado de “consubstancial” ó “de la misma naturaleza”.

[4]       “Consubstancial al Padre” ó “de la misma naturaleza del Padre”.

[5]       La versión con la expresión entre paréntesis (Lat. Filioque) no es aceptada por la iglesia Ortodoxa. Fue añadida en el concilio no ecuménico de Toledo (397 d.C.).

Credo de Calcedonia (451 d.C.)

 

Nosotros, entonces, siguiendo a los santos Padres, todos de común consentimiento, enseñamos a los hombres a confesar a Uno y el mismo Hijo, nuestro Señor Jesucristo, el mismo perfecto en deidad y también perfecto en humanidad; verdadero Dios y verdadero hombre, de cuerpo y alma racional; coesencial {consustancial} con el Padre de acuerdo a la Deidad, y coesencial con nosotros de acuerdo a la Humanidad; en todas las cosas como nosotros, pero sin pecado; engendrado del Padre antes de todas las edades, de acuerdo a la Deidad; y en estos postreros días, para nosotros, y por nuestra salvación, nacido de la virgen María, de acuerdo a la Humanidad; uno y el mismo Cristo, Hijo, Señor, Unigénito, para ser reconocido en dos naturalezas, inconfundibles, intransferibles, indivisibles, inseparables; por ningún medio la distinción de naturalezas desaparece por la unión, más bien es preservada la propiedad de las dos naturalezas, concurrentes en una Persona y una Hipóstasis, no partida ni dividida en dos personas, sino uno y el mismo Hijo, y Unigénito, Dios, la Palabra, el Señor Jesucristo; como los profetas desde el principio lo han declarado con respecto a Él, y como el Señor Jesucristo mismo nos lo ha enseñado, y el Credo de los Santos Padres que nos ha sido dado.


(Fuente: Carlos Madrigal, “Explicando la Trinidad al Islam”, ©Federico Bertuzzi, Dep.Leg.:SE-7973-2011, Publidisa, pp. 137-140, fab@pminternacional.org)

 

 

      Tour virtual de 360°  

Dirección:

 

Minibüs Yolu No: 85/1,

ALTINTEPE, Maltepe 34840, Estambul, TURQUIA,

 

Teléfono: +90 216 366 94 94

Fax: +90 216 366 94 94

E-mail: istpc@mail.com

In Memoriam:

A los mártires de Malatya, Turquía, 2007. Versos de Necati

¿Más información?

 

Rellene nuestro formulario de contacto. ¡Gracias!

 

Deje sus comentarios en nuestro libro de visitas

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Fundación Iglesia Protestante de Estambul

Página web creada con 1&1 Mi Web.